Están todos invitados a recorrer mi mundo,
frágil como una hoja de papel... pero vivo!
Con la sonrisa siempre grande y las alas bien abiertas!

B I E N V E N I D O S!

Todo lo que lean a continuación
son palabras que salieron desde lo más profundo de mi ser,
cualquier similitud a la realidad es pura coincidencia =)
Muchas gracias por pasar y dejar una huella!

Seguidores

jueves, 11 de diciembre de 2008

Tu corazón en mi maleta

















Estoy a cientos de kilómetros de tu amor, estoy a ochenta mil pasos de tus brazos. Estoy tan lejos de tu sonrisa que ya no la puedo ni imaginar.

Se transforma en obviedad el decir que me encuentro lejos de ti, serán nuestros cuerpos los desdichados que no se pueden tocar, pero llevo conmigo lo que siempre quise, llevo plasmado en un papel tus sentimientos, llevo el recuerdo de aquel beso de despedida y en mi maleta, un corazón que ahora me pertenece.
Estoy lejos de tus palabras, de tus frases, de tu voz. Estoy lejos de tu mirada, de tus ojos, de tus pestañas entreabiertas, pero sin embargo algo me dice que me miran a través de un mismo cielo. Sin embargo, te siento tan mío que no le temo a la distancia. Siento tu aroma mientras duermo, siento que tus manos pueden aún hacerme cosquillas hasta reír.
Estoy tan alejada de tu calor, que ningún abrigo es suficiente, pero llevo conmigo lo que siempre quise, traigo conmigo, innumerables recuerdos de los dos, tardes de otoños, y un corazón que palpita desde mi maleta.
Lamento decirte que he fallado a mis deberes, que robar no está en mi escala de valores, pero hay que ser justos, tú me robaste un beso aquel día, yo te robé el corazón sin que te dieras cuenta, para que cuándo sientas que algo te falta, y mires a tu pecho, haya un espacio vacío y sientas que no puedes controlar la desesperación, entonces ahí te haré saber de algún modo, que estoy pensando en vos, que cuido lo más valioso de tu ser y que te miro a través de la inmensidad.


Otero María Belén
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
Copyright 2008



2 comentarios:

Xaj dijo...

La inmensidad, sì.

Uno siempre le escatima la razòn a los deberes.

Saluditos

Franko dijo...

Muy lindo =)

Te felicito por tus escritos, espero que los sigas publicando.

Pasate por mi blog y lee algo de mi obrar.

www.minieveytufuego.blogspot.com

Franko